Presentación

La capacitación y entrenamiento de las personas que llevan adelante las actividades reguladas por la ARN en la Argentina ha sido uno de los objetivos prioritarios de la institución, en la convicción de que la construcción de conocimiento especializado es uno de los pilares de la seguridad radiológica del trabajador y de la sociedad toda. En esa misma línea, la ARN capacita a su propio personal a fin de dar cumplimiento a sus funciones con rigor y excelencia técnicas.

Las prácticas bajo control regulatorio deben realizarse conforme a un alto estándar de seguridad. Para mantener dicho estándar e introducir mejoras al mismo, la ARN, como parte de su sistema regulatorio, desarrolla un programa de capacitación nacional para su personal y para usuarios que trabajan con radiaciones ionizantes. La capacitación de los usuarios es esencial para operar bajo condiciones de buena práctica y para mantener un adecuado nivel de seguridad.
A ello se suma la formación en otras ramas regulatorias, tales como las salvaguardias, la protección física y la seguridad física de las prácticas, entre otras.
La formación de especialistas en seguridad radiológica y nuclear, salvaguardias y protección física a través de cursos de capacitación y de la participación en congresos y reuniones de expertos a nivel nacional e internacional, es una actividad permanente de la ARN.

En el contexto que propone el relanzamiento de la actividad nuclear en la Argentina, que se registra a partir de 2006 y ante los desafíos que esta etapa de desarrollo plantea, el Directorio de la ARN ha creado, dentro de su estructura, la Unidad de Capacitación y Entrenamiento (UCE) mediante la resolución N° 28/10 del 18 de marzo de 2010. La creación de la Unidad contribuye a dar respuesta a las necesidades de capacitación y entrenamiento de nuevo personal de la ARN y a asegurar la preservación del conocimiento especializado propio del control de la actividad nuclear. Para ello, la UCE lleva adelante actividades de capacitación y evaluación de capital intelectual y gestión del conocimiento necesarios para preservar, transmitir y acrecentar el conocimiento especializado en todas las ramas reguladoras y asegurar la sustentabilidad de la capacidad de respuesta técnica de la institución.