Historia

Nuestro actual Centro de Información comenzó a funcionar en 1966 como una pequeña biblioteca especializada en protección radiológica y seguridad nuclear dentro del Centro Atómico Ezeiza, dependiente en ese entonces de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

La inauguración oficial se realizó el 17 de mayo de 1967, a partir de la puesta a criticidad del Reactor de Investigación y Producción RA3. En principio, el fondo bibliográfico se conformaba con material de la Biblioteca Central y algunas obras de referencia de la Gerencia de Protección Radiológica y Seguridad.

A partir de 1980, la Biblioteca se fue convirtiendo en un centro de información más amplio. Luego empezaron a realizarse las primeras búsquedas bibliográficas automatizadas, lo que representó un gran avance para el área y los usuarios. Las búsquedas se realizaban con antiguas computadoras (IBM 370), que se conectaban con el Centro de Cómputos de CNEA, ubicado en el Centro Atómico Constituyentes. Allí residían los discos que contenían la información de la base INIS Atomindex (actual INIS Repository) del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

En 1987, la Biblioteca contaba con una de las primeras computadoras personales que ingresaba a la institución a través del OIEA, que permitió crear una base de datos en sistema MicroISIS. En dicha base se ingresaban todos los informes regulatorios de la Nuclear Regulatory Commission (US), material de apoyo para la actividad en material de seguridad nuclear.Para entonces, la Biblioteca continuaba manteniendo sus colecciones de publicaciones periódicas de mayor importancia, como así también adquiriendo libros internacionales e informes científicos inherentes a nuestra área temática.

Con la creación del Ente Nacional Regulador Nuclear en 1994, y luego de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) en 1997, la Biblioteca inició las primeras conexiones vía e-mail y consultas en sitios de internet.

La gran cantidad de material bibliográfico sistematizado, las bases de datos propias, los libros y las revistas electrónicas, y la incorporación de nuevos servicios, hicieron posible transformar la antigua biblioteca en el Centro de Información que hoy tiene la ARN.

Nuestro principal objetivo es brindar apoyo bibliográfico a profesionales, científicos y técnicos del área de protección radiológica y seguridad nuclear, y también a usuarios externos a la ARN, interesados en la temática que nos atraviesa.